jueves, 23 de febrero de 2012

PIEMGI (P.M.G.) Biografía

video
PIEMGI (P.M.G.)

Nombre Real:                     Paulo Alburqueque 

Desempeño:                       Cantante, Compositor, Actor y Animador.


Sobre Mí:                            Recibí mi primera oportunidad en el mundo artístico, como cantante en el coro del Colegio Salesiano de Breña; durante mis estudios primarios (1997 a 2002), en el cual participé en diversos concursos musicales, obteniendo logros resaltantes.
Por un tiempo estuve alejado del canto y la música, siendo así, que me dediqué de lleno a la actuación.
Participé en diversos grupos teatrales, tales como: "Getsemaní" (Grupo teatral de la Parroquia “El Buen Pastor”). En este grupo realicé diferentes puestas en escena, como:
"La adorable familia", "Cristo Live" y "Jesucristo SuperStar".
Luego estuve pasé a formar parte del elenco teatral de la Asociación Cultural y Artística Jugarte, dirigida por Michael Pinedo, donde realicé las obras: “Aladino”, “El rey león” y “Cuando tú me necesites” (Drama).
También participé en Dteatro Producciones, productora de eventos teatrales que era dirigida por Marco Arizola, dentro de la cual participé en obras infantiles como: “Al rescate de Carlitos” y “Al rescate de la navidad” (Versión adaptada).

En el 2007 volví a incursionar en la música, cantando baladas a dúo con un amigo de mi escuela secundaria, pero por cuestiones que suelen darse dentro del camino artístico, dicha agrupación no duró mucho tiempo.
Pasados algunos meses me empecé a interesar por la música Rap y todo lo referente con la cultura Hip Hop. Es ahí donde empecé mi destape como un pequeño rapero, haciéndome llamar originalmente; “El Black Boy”, y cantando en las "movidas" que se dan hasta el día de hoy en el anfiteatro ubicado a las afueras de la municipalidad de Los Olivos.
Con el paso del tiempo, formé el Grupo "Soñadores Urbanos", grupo que estaba conformado por LH, y este servidor.
Por motivos personales, me desligué del grupo y empecé a trabajar solo.
Durante ese proceso de maduración como rapero, conocí a Mc Baby Crazy, un rapero de la vieja escuela, que se interesó en mí para realizar música conjuntamente, siendo ahí donde recibí el nombre de P.M.G (Pi-eM-Gi), el cual fue puesto por el mismo Baby Crazy, teniendo en cuenta las iníciales de mis nombres.
Fue así como hice dúo con él, y dispuse del talento que Dios me entregó, para sacar el tema "Principio de la Felicidad" (Tema dedicado al hijo de Mc Baby Crazy), el cual se grabó en Diem Studios.

Es aquí donde conocí a Daniel Zamudio, mejor conocido como Diem dentro del ámbito musical urbano, el cual al escucharme cantar me invitó a formar parte de un trío musical llamado "The Magazine", conformado por Diem, Julio; un ex integrante de la agrupación “Rh positivo (RH+)” de Caipo Records y yo.
Incorporándome a la agrupación The Magazine, fue donde empecé a darle un mayor reconocimiento a mi talento y me afiancé en el mundo musical.
Después de un largo tiempo dentro de la agrupación The Magazine, y una etapa de cambios y experiencias; decidí seguir como solista y canté en algunas orquestas de salsa...

Durante todo ese tiempo dentro de la música y la actuación, Dios siempre tuvo un llamado especial para mí, pero en aquellos tiempos yo era una persona que vivía pensando sólo en satisfacer mis necesidades, sin mirar mas allá de lo que podía tener al frente.
Conocí a grandes hermanos cristianos, e incluso, sin haberme entregado aún al Señor; fui incluido al ministerio artístico cristiano KINGDOM ELEMENT, en el cual aún permanezco.
Pasé por duros procesos, haciendo que mi mal carácter y mi lejanía de Dios, me separasen de una persona muy importante para mí, a la cual amaba y hasta el día de hoy sigo amando a pesar de la distancia.
Pero todo tiene un propósito en la vida, ya que para el Señor nada es casual, ni en vano, y a causa de esa separación, sentí la necesidad de Dios en mi vida.
Por medio de una amiga, llegué a la iglesia MCI (Misión Carismática Internacional), la cual está ubicada en Lince. Es ahí donde conocí a Leo Miguel, mi líder y amigo; el cual me impulsó a no rendirme y a caminar con firmeza dentro de las sendas del Señor.
Desde aquel día, tomé la decisión de entregarle mi vida a Dios, y a pesar de las fuertes tormentas y las grandes luchas que hasta el día de hoy tengo, sigo perseverando, y dando todo de mí para que el Señor cumpla sus propósitos en mi vida y se sienta honrado con todo lo que hago y deseo seguir haciendo para él.
Poco a poco Dios cura mis heridas, prospera mis talentos y me entrega fe y esperanza para seguir creciendo en él y afianzarme en sus caminos.
video
Desde el día en que decidí verdaderamente entregar mi vida al Señor y andar con firmeza en sus caminos, y puedo decir con total seguridad, que no me arrepiento de mi decisión.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario